Inicio Blog ¿El café previene el hígado graso?
10/07/2017 0 Comentarios

¿El café previene el hígado graso?

El exceso de grasa en el hígado o esteatosis hepática no alcohólica afecta a un 30% de la población y se duplica en personas con obesidad o diabetes tipo 2. Ante estos datos, ¿cómo no cuidar al máximo la alimentación? Tras varios estudios científicos se ha certificado que tomar café ayuda a prevenir el hígado graso, enfermedad que puede acabar en cirrosis e incluso cáncer. En el artículo de hoy profundizamos en los motivos que llevan a la cafeína a ser un buen aliado del hígado inflamado, además de conocer los principales síntomas de dicha enfermedad y la importancia del ejercicio físico, una dieta equilibrada y la ausencia de alcohol para evitar la sombra de esta patología.

Para muchos especialistas hablar del hígado graso es citar a una de las epidemias del siglo XXI. La obesidad disminuye la salud de millones de personas en todo el mundo, siendo la mala alimentación una de las causantes de la aparición de la esteatosis hepática no alcohólica.

Ante el número creciente de pacientes afectados por esta patología, cada vez son más las investigaciones que se desarrollaran para hallar tratamientos que ayuden a reducir la acumulación de grasa en el hígado.

No debemos olvidar que tras el hígado graso se halla el aumento de casos de tensión arterial, diabetes, ictus, cirrosis y cáncer.

Entre los últimos estudios realizados, destaca el que relaciona los beneficios del consumo moderado de café para el hígado graso, gracias a las propiedades de la cafeína para prevenir la acumulación de triglicéridos en el hígado.

Pero, ¿cuáles son los síntomas del hígado inflamado?

Los principales síntomas del hígado graso son el dolor en la parte superior del abdomen. No obstante, a esta «pista» debemos añadir:

  • Malestar general
  • Cansancio
  • Fatiga crónica
  • Pérdida de peso
  • Sensación de pesadez

De todos modos, una ecografía abdominal es la mejor prueba para comprobar el estado y tamaño del hígado, ya que hay pacientes que, aunque están afectados por la esteatosis hepática no alcohólica, no aprecian estos síntomas.

Tomar café para evitar el hígado graso: Recomendación realizado por la comunidad científica

En el ABC de la prevención del hígado inflamado siempre habían figurado 3 máximas:

  • Evitar el consumo de alcohol o eliminar su consumo por completo.
  • Hacer ejercicio físico a diario porque la actividad favorece la reducción de grasa del organismo.
  • Mantener una dieta equilibrada evitando los alimentos ricos en azúcares y grasas.

Estas recomendaciones, unidas a remedios naturales como el cardo mariano, ayudan a depurar el hígado y trabajar día a día por su salud.

El mundo de la Ciencia busca más respuestas y, por este motivo, esta patología está centrando sus últimas investigaciones con conclusiones reveladoras.

La Universidad de Duke (EE.UU.), con los investigadores Paul Yen y Rohit Sinha a la cabeza, realizaron en 2013 un estudio en cultivos celulares y en ratones con el objetivo de verificar cómo la cafeína reducía la grasa acumulada en las células hepáticas de estos roedores, alimentados con una dieta rica en grasas.

Las conclusiones del estudio, publicadas en la revista Hepatology, revelaron que un consumo moderado de 4 tazas de café o té al día ayuda a prevenir la evolución del hígado graso.

Con este hallazgo, la prevención del hígado graso con café se une a la larga lista de beneficios de esta bebida como potenciadora de la memoria y la concentración, como producto diurético o las ventajas del café como anticelulítico natural, o mejorar los síntomas del párkinson, entre otras.

En línea con estos resultados, en 2016 un estudio desarrollado por la Universidad Federico II de Nápoles (Italia) y presentado en el Congreso Internacional del Hígado de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado celebrado en Barcelona, determinó que el consumo diario de café no solo reduce la progresión del hígado graso, sino que influye en la «permeabilidad del intestino» al elevar los niveles de la proteína ‘zonulina-1’.

De este modo, además de reducir la acumulación de grasa en el hígado, disminuyen los niveles de colesterol.

5 + 1 Alimentos claves para Reducir el Hígado Graso

Para cerrar este artículo, queremos darte algunas recomendaciones alimentarias para que incorpores a tu dieta productos que, además del café, ayudan a tratar el hígado graso.

 

  1. Tamarindo: Además de su gran aporte nutricional, este fruto es rico en fibra y actúa mejorando la digestión y eliminando la acumulación de grasa, además de actuar como protector del hígado. Empléalo en infusión.

 

  1. Legumbres: Dadas sus numerosas proteínas, las lentejas, garbanzos y otras legumbres no pueden faltar en tu dieta si deseas evitar el hígado graso. Con media taza al día será suficiente.

 

  1. Fresas: En batidos, ensaladas o en yogur, las fresas son saludables no solo porque son fuente de vitamina C, sino porque sus ácidos orgánicos actúan contra la acumulación de grasas. Además, su efecto ‘detox’ depurará tu cuerpo, gracias a su alto contenido en fibra.

 

  1. Limón: Su combinación de vitamina C y antioxidantes lo convierten en un excelente aliado contra numerosas enfermedades. Simplemente un vaso de agua con el zumo de un limón combatirá el hígado graso y hará tu digestión más agradable. ¡Haz la prueba!

 

  1. Espinacas: ¿Problemas con el tránsito intestinal? El alto contenido en fibra de las espinacas actuará como regulador. Pero la clorofila de sus hojas ayudará a eliminar las grasas y tóxinas del hígado.

 

Y, por supuesto, para depurar el hígado no olvides incorporar la cafeína en tu dieta. Acuérdate de tomar café para tratar el hígado graso, así como de preparar té verde. Fácil, sabroso y saludable. ¡Tu salud se lo merece!